Fin a la racha de victorias en Jaen, ante un aspirante al ascenso

El derbi andaluz se saldó con victoria por 54-5 para el Jaén Rugby en un encuentro que sólo tuvo una dirección. Los jienenses demostraron por qué son el segundo mejor equipo del grupo C de División de Honor B con una exhibición de pegada, haciendo valer la plantilla confeccionada este año. El CAR Coanda se mantiene en la octava posición empatado a puntos con un Marbella que sucumbió ante Pozuelo en Madrid.

Jaén Rugby mandó un mensaje desde el minuto inicial. El juego a la mano de la tres cuartos sirvió para que el centro Joseph Marston inaugurase el marcador. En el minuto siete, el CAR Coanda reviviría fantasmas del encuentro frente a Hortaleza al encajar un nuevo tanto desde la línea de banda. Una ventaja de doce a cero que volvería a aumentar hasta los diecinueve puntos en el minuto veinte gracias al tonelaje de Jaén en la fase estática de melé.

Con una ventaja significativa, un desdibujado conjunto sevillano parecía incapaz de encontrarse sobre el terreno de juego. Un error en el placaje cerca del minuto veinticuatro habilitó el nuevo ensayo local para alcanzar los veintiséis a cero.  Al término del primer tiempo, un error en el lanzamiento lateral sirvió para que la línea de tres cuartos encontrase el hueco necesario para pulverizar la meta sevillana y mandar el partido al descanso con un contundente treinta y tres a cero.

Como si de un deja vú se tratase, un error en la recepción inicial del segundo tiempo fue aprovechado por Jaén Rugby para alcanzar los cuarenta a cero. El dominio del anfitrión en las fases de juego y el nulo respiro ofrecido a los jugadores hispalenses animaba a la fiesta para deleite de los espectadores. En un nuevo saque de touche, la delantera blanca percutiría una y otra vez la línea de cinco del CAR. Fruto de las fases de delanteros llegaría el penúltimo ensayo del partido con un marcador de cuarenta y siete a cero.

Antes del final del partido, el equipo arlequinado tiro de casta, y tras varias jugadas enlazadas e incluso una gran jugada de Ciaurriz que se malogró por un balón adelantado en la misma zona de marca, logró inaugurar el casillero con una marca de Joaquín Gutiérrez Evans “Inchu”.

Tocar pasar página y pensar en los dos partidos en San Pablo que esperan al arlequinado contra CRC y Hortaleza, que se muestran trascendentales para el devenir de la temporada de vuelta a la división nacional.

Texto: Óliver F. Bruno

 

 

Dejar un comentario

13 − diez =