El CAR Coanda encaja una nueva derrota en San Pablo

Los Amigos son incapaces de doblegar al CAU Madrid en San Pablo y ya son novenos en la clasificación. La situación del conjunto de Moreno se complica con la escasa diferencia de puntos en la parte baja de la tabla. La visita a Almería, punto de no retorno.

Lo tenía difícil el CAR frente a un CAU Madrid que no se ha despegado de la zona noble del grupo C desde el inicio de temporada. La derrota en Málaga complicaba las opciones de un conjunto sevillano que tenía por delante un durísimo calendario. El primero de los obstáculos a resolver, el CAU, no lo pondría fácil en su visita a San Pablo.

La lógica puede invitar a considerar que, cuando dos equipos tan distanciados en competición se enfrentan, el más débil acabará siendo sometido a la tiranía del coloso. El teatro de San Pablo, siguiendo la tónica habitual durante la temporada, se encargaría de contradecir una vez más las leyes de lo racional. El CAR salió a morder desde el minuto cero, devolviendo a diestro y siniestro los envites de un CAU al que no le pesó la distancia entre capitales.

El estado del césped, convertido en una suerte de barrizal tras las lluvias de la semana, haría lo suyo al ralentizar el ritmo del encuentro. En los momentos en los que las galopadas, contrapiés y demás florituras no encuentran espacio, el rugby de los gordos regresa de entre los muertos una vez más.

Se adelantó el CAR al inicio del encuentro gracias a un lanzamiento a palos de Monedutti. La ventaja de tres puntos sería la única a favor del CAR, que encajó el primer ensayo al recibir el zaguero argentino un bloqueo en el juego con el pie. Terminó de despertar el conjunto madrileño al aprovechar una débil patada que recibió el apertura Juan González para sumar su segundo ensayo de la tarde. Una nueva infracción del CAU sumaría otro lanzamiento a palos del conjunto arlequinado, que sumaría otros tres puntos justo antes del descanso (6-14).

La reanudación del partido siguió el guión de la primera mitad. Dos equipos, cada uno con su guerra particular, empeñados en percutir el uno sobre el otro en busca de un punto de rotura. Carlos Forte, recién incorporado a la disciplina del CAR, sería amonestado con una tarjeta amarilla por juego sucio en el minuto 50. La superioridad numérica hizo lo propio en forma de dos tantos madrileños. El ímpetu de los locales, recompensado con un ensayo de castigo y una marca de Juan Gallardo, no sería suficiente para igualar un partido que murió con otro golpe del CAU. El luminoso se despediría con un agrio 18-29.

El siguiente encuentro liguero del CAR Coanda tendrá lugar en el estadio Juan Rojas de Almería. El Unión Rugby Almería Playcar, que ocupa la quinta posición, es un rival clave para un CAR cuya gira de partidos seguirá con la visita del líder y el enfrentamiento directo con el CR Liceo Francés.


Texto: Óliver F. Bruno

Foto: Jesús León

Dejar un comentario

5 × dos =