Sufrida y fundamental victoria para la permanencia del CAR Coanda

El CAR Coanda suma una victoria in extremis ante el XV Hortaleza. El XV sevillano consigue arrancar unos puntos valiosísimos en un partido marcado por las imprecisiones de ambos conjuntos. El CAR ocupa ya la octava posición del grupo C de División de Honor B, toda vez que empata con el Extremadura CAR Cáceres.

Parece que el CAR Coanda se ha aficionado a los finales de infarto. Como viene siendo tónica a lo largo de la temporada, el conjunto de José Ignacio Romero se hace valer en San Pablo. Ante un rival al que no consiguieron batir en su estreno en la categoría de plata del rugby español, el conjunto arlequinado tenía ante sí la verdadera prueba de fuego.

El partido, que desde la óptica local era de máxima importancia, comenzó con un temprano ensayo de la escuadra madrileña. Aprovechando la descoordinación defensiva de los locales, Hortaleza patearía un balón desde un agrupamiento para habilitar una carrera que acabaría en ensayo.

Respondería el CAR Coanda por medio de Monedutti, que volvía al equipo tras un parón por lesión. Efectivo en el lanzamiento a palos, el zaguero argentino anotaría los tres primeros tantos a través de un golpe de castigo. Del mismo modo respondería Hortaleza al consumar una nueva infracción en un partido que por momentos parecía haber entrado en un bucle de infracciones.

Cinco puntos abajo, el medio de melé Jesús Mora aprovecharía un balón rápido para Joaquín “Inchu” Gutiérrez. En una fuerte carrera por la banda, casi en la línea de cal, Gutiérrez acabaría por romper la línea defensiva madrileña para empatar el marcador. Otro golpe de castigo convertido por Monedutti ponía al CAR por delante en el partido.

La exigencia del guión exigía dramatismo antes del descanso. El apertura madrileño Joan Soler engañó a la defensa del CAR con un hábil amago de pase que encontró rédito en una nueva marca visitante. Justo antes del descanso y siguiendo la línea del encuentro, otra conversión del CAR Coanda cerró la primera mitad con ventaja para los de Moreno.

La segunda mitad se convirtió en un intercambio de golpes infértiles para ambos combinados. Sólo gracias a un nuevo golpe de castigo supo Hortaleza alcanzar la línea de ensayo. Volvería a sorprender Mora al recuperar la posición en ventaja en una rápida acción de la que los jugadores de Hortaleza apenas fueron conscientes hasta que Íñiguez aplastó la zona de ensayo para colocar un 21-18 favorable a los de casa.

Poco duraría la alegría en San Pablo al ver cómo, en dos ocasiones, el pateador del XV Hortaleza adelantaba a su equipo. Con poco más de cinco minutos de tiempo reglamentario, los puntos parecían escaparse del fortín hispalense. Fantasmas del pasado parecían sobrevolar el cielo de San Pablo mientras la grada no cesaba en animar a los suyos.

En un nuevo final de infarto sobre la bocina, de esos que ya han cautivado al espectador de la capital de Andalucía, una galopada del joven canterano Juán Gallardo ponía en pie a la grada. El tercera, que recientemente ha sido convocado con el combinado inferior español, demostró por qué juventud y talento bien conducidos pueden dar frutos tempranos al máximo nivel. De la acción individual se aprovecharía el incombustible Antonio Íñiguez para anotar por segunda ocasión en el partido, poner el 29-24 definitivo en el marcador y demostrar que en esto del rugby queda espacio para la velocidad de crucero.

El próximo encuentro del CAR Coanda tendrá lugar el 22 de diciembre frente a Extremadura CAR Cáceres, en las instalaciones de El Cuartillo. El duelo tendrá máxima importancia para ambos equipos, empatados a puntos y que siguen a la caza de Andalucía Bulls y CR Liceo Francés.

Texto: Oliver F. Bruno

Foto:M. Lezama

 

Dejar un comentario

diez + veinte =